Protocolo en el banquete de una boda

Llega uno de los días más felices para una pareja: el día de la boda. Tanto si se trata de una ceremonia civil como de una católica, en ambos casos inmediatamente después de la ceremonia llega el turno del banquete de boda. ¿Qué protocolo debemos seguir para que todo funcione a la perfección? ¡te lo contamos!

Los tiempos, inevitablemente, cambian. Y desde hace casi dos décadas las ceremonias civiles han superado ampliamente a las bodas religiosas en nuestro país. De hecho según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), solo el 22% de las mismas son católicas frente a una amplia mayoría de bodas civiles. Algo impensable en décadas pasadas. Sin embargo hay algo que no cambia y es que después de ellas se debe ofrecer el tradicional banquete de boda, donde el protocolo juega un papel esencial.

El banquete es el momento donde reunir de forma distendida a amigos, familiares, compañeros de trabajo afines… en un restaurante, salón o jardín y disfrutar de unas horas donde la comida y los buenos deseos para el recién estrenado matrimonio se vuelven los protagonistas. Y aunque se trate de un momento distendido, se debe seguir unas reglas de protocolo para que el banquete de boda se desarrolle con formalidad y perfección.

Reglas de protocolo para un banquete de boda

  1. Cómo no, los invitados deben llegar primero que los novios. Y se les debe recibir con una copa de bienvenida. En unos minutos y con todos los invitados en las instalaciones se procederá con el aperitivo.
  2. El aperitivo suele coincidir con la llegada de los novios y la tradición sesión de fotos de éstos. Al llegar éstos se les sirve una selección de todo lo que se ha degustado durante el aperitivo y brindan por primera vez con los invitados.
  3. En el momento que se está celebrando el aperitivo los invitados deben localizar con facilidad el “sitting plan”, es decir dónde los invitados van a sentarse.
  4. Según el protocolo para un banquete de moda será ahora el momento de entrar al salón. Primero los invitados y luego padrinos y padres. Éstos se deben colocar en la mesa presidencial. Por último y con vítores entran los novios.
  5. Se empieza a servir el menú: primero el primer plato, seguido del sorbete, el segundo plato y el postre. Por último la tradicional tarta nupcial que cortan los novios.
  6. El menú completo (comida y bebida) estará impreso en cada mesa.
  7. En el protocolo del banquete de una boda a la hora de organizar una boda, lo aconsejable es que el número de comensales sea par y se sienten alternados hombres y mujeres. Si la mesa es rectangular, las mujeres no deben quedarse en los extremos.
  8. Es importante señalar que según la proximidad de la mesa a la mesa presidencial, mayor será su importancia.
  9. Las flores en una boda son indispensables en la decoración de todo banquete, pero nunca deben ser ni demasiado olorosas ya que pueden eclipsar los perfumes de los invitados y los sabores y olores de los platos, pero tampoco demasiado altas. Ya que pueden interferir en el contacto visual y las conversaciones de las personas ahí presentes.
  10. Durante el banquete, según el protocolo de una boda debe ofrecerse una música ambiental tranquila que ayude a una buena conversación.
  11. Mientras los invitados degustan la tarta, los novios serán los encargados de entregar los distintos regalos a los padres y padrinos, abuelos y parejas a las que desean suerte para su futuro por algún motivo especial.
  12. Tras la tarta, será hora del primer baile de los recién casados que en un protocolo de un banquete de bodas suele ser un vals, aunque en las ceremonias más modernas los novios suelen elegir canciones especiales que significan algo para ellos. Al terminar, la novia baila con su padre o padrino y el novio con su madre.
  13. Según marca el protocolo, es hora de que los invitados bailen y se diviertan. Cuando se hayan avanzado algunas canciones, será la novia la que tire el ramo entre las mujeres solteras presentes.

 

Tags:
,